Los 5 Principios Básicos Para Adiestrar A Un Husky Siberiano

Para que aprendas cómo adiestrar a un perro Husky Siberiano es posible que desees cambiar la forma de pensar acerca de ello. Es cierto que los huskys son muy inteligentes, y a veces revelan sus instintos depredadores. Eso hace que algunas personas teman que su husky siempre esté esperando una oportunidad para tomar ventaja sobre su dueño. En realidad, un husky aprecia tener un líder fuerte a seguir. Si tomas el mando, él será feliz con eso. Como un perro de carga, él necesita pertenecer a tu manada. Él hará lo que necesita hacer para ser aceptado.

Antes de que se presente un comportamiento desobediente que sea particularmente destructivo es un buen momento para comenzar a adiestrar a un perro Husky Siberiano. Puedes ajustar su comportamiento dentro de los límites que establecen sus instintos. Recuerda, él o ella está buscando un líder fuerte, no un maltratador.

Aquí te ofrecemos 5 Principios Básicos para Adiestrar a un Perro Husky Siberiano

1. Entrenamiento para usar una jaula

Los perros de esquí que están correctamente entrenados para usar una jaula tienden a ser más tranquilos, porque tienen su propio territorio y área para regresar. Entrena a tu Husky para que considere su jaula como una guarida o nido donde esté a salvo y pueda esperar su regreso. No como una prisión donde es castigado.

Castigar a tu Husky encerrándolo en una jaula es cruel y de ninguna manera se sugiere como parte del entrenamiento.

Inicialmente, cuando estás utilizando jaulas para entrenar a tu perro, asegúrate de no dejarlo solo. Mantenlo tranquilo durante el entrenamiento inicial y pasa la mayor cantidad de tiempo posible con él, para que se adapte mejor. Algunos problemas de comportamiento como los ladridos y la ansiedad de separación pueden ser reducidos a través de un efectivo régimen de entrenamiento para usar una jaula.

2. Entrenamiento con la correa

Si estás teniendo problemas al caminar a tu perro con una correa, debes dar un paso atrás en el entrenamiento, y asegurarte de que tu Husky está actuando pacíficamente antes de salir a dar un paseo. No le presiones mientras esperas que consiga la calma antes de caminar. Una vez que esté tranquilo, lo más probable es que responda mucho mejor a tus órdenes durante el paseo.

Si tu perro no sabe las reglas para el uso de la correa, no es su culpa si se comporta mal. Cuando tire de la correa para avanzar delante de ti, tómate un tiempo para sentarlo a tu lado durante unos segundos y luego continuar caminando. Con el tiempo tu Husky asociará su tirón en la correa con la interrupción de la caminata.

3. La Posición Alfa

Debes estar consciente de que los Huskys son conocidos legendariamente por trabajar duro dentro de un equipo. Tomar “la posición Alpha” es la forma en que proporcionas a tu Husky con un líder confiable y una base segura desde el principio. Debe ser tu objetivo principal que tu Husky se dé cuenta de que tú tienes el control del espacio y de ellos. Cuando entienda que tú eres el líder y el proveedor de alimentos y seguridad, se tranquilizará y será más receptivo a un buen entrenamiento. Cuanto más tiempo puedas dedicarle a la enseñanza de esta idea, menos frustración tendrás que enfrentar en el entrenamiento posterior.

Conoce estos 5 Pasos para Adiestrar a un Perro

4. Entrenamiento de Obediencia

Es una idea excepcionalmente buena llevar a tu Husky a una escuela de obediencia profesional cuando es un cachorro. Realmente necesita socializar con otros cachorros! El aprendizaje de comandos básicos es sólo una ventaja de la escuela. Después de la escuela de cachorro, las clases de obediencia son excelentes herramientas para que el propietario de un Husky aprenda comandos más avanzados para desarrollar la relación alfa. Un Husky más viejo que ha desarrollado algunos malos hábitos también podría beneficiarse de las clases de entrenamiento de obediencia.

5. Sé coherente en el entrenamiento

Permanecer constante en su entrenamiento y las reglas para tu Husky es esencial. El entrenamiento requiere de mensajes y reglas consistentes a lo largo del tiempo. Cualquier otra cosa conducirá a un mal comportamiento. Un buen ejemplo es asegurarse de que los límites alrededor de tu casa permanezcan constantes. Asegúrate de que todo el mundo en la casa conozca y use las reglas básicas para tu Husky. Dónde puede y no puede estar y lo que puede y no puede hacer, para evitar mensajes contradictorios. Tenerlo sentado antes de cruzar la calle es un buen ejemplo para enseñar hábitos positivos que refuerzan el buen comportamiento. Conseguir la conformidad de su Husky será fácil si se apega a sus reglas.

Recuerda ser constante y coherente con el entrenamiento de tu Husky tomando en cuenta estos sencillos pasos. Pronto verás los resultados en la relación que mantengas con tu perro. Adiestrar a un perro Husky Siberiano no es un trabajo tan duro si se hace de la manera correcta!

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.