6 Técnicas Para Adiestrar A Un Perro Para Que Deje De Ladrar En Exceso

Nadie debería esperar que un perro nunca ladre. Eso es tan irrazonable como esperar que un niño nunca hable. Pero algunos perros ladran excesivamente. Si eso es un problema en tu casa, el primer paso es averiguar qué está produciendo este comportamiento. El segundo paso es aprender cómo adiestrar a un perro para que deje de ladrar en exceso.

¿Por qué ladra un perro?

Antes de aprender a adiestrar a un perro para que deje de ladrar en exceso, es vital que sepamos la causa exacta de este comportamiento. El ladrido es un tipo de comunicación vocal que los perros utilizan. Puede significar cosas diferentes dependiendo de la situación. He aquí algunas razones por las que los perros ladran:

  • Territorial / Protector: Cuando una persona o un animal entra en un área que tu perro considera suyo, esto a menudo desencadena ladridos excesivos. Tu perro se volverá alerta e incluso agresivo durante este tipo de ladridos.
  • Alarma / Miedo: Algunos perros ladran a cualquier ruido u objeto que llame su atención o los asusta. Esto puede suceder en cualquier lugar, no sólo en su territorio.
  • Aburrimiento / Soledad: Los perros son animales de compañía. Los perros que se quedan solos durante largos períodos de tiempo, ya sea en la casa o en el patio, pueden llegar a aburrirse o entristecerse y a menudo ladran.
  • Saludo / Juego: Los perros a menudo ladran cuando saludan a la gente u otros animales. Es generalmente un ladrido feliz. Estos a veces van acompañados con sacudidas de cola y saltos.
  • Llamadas de Atención: Los perros a menudo ladran cuando quieren algo, como ir afuera, jugar, o un regalo.
  • Ansiedad por separación / ladridos compulsivos: Los perros con ansiedad por separación suelen ladrar excesivamente cuando se dejan solos. También suelen presentar otros síntomas, como caminar de un lado a otro, destructividad, depresión y eliminación inadecuada. Parecen ladrar sólo para escuchar el sonido de sus voces. También suelen hacer movimientos repetitivos, como correr en círculos o a lo largo de una valla.

Descubre estas Reglas Básicas para Adiestrar a un Perro

 6 Técnicas para Adiestrar a un perro para que deje de ladrar en exceso

1.- Elimina la motivación

Esta es la más obvia de las maneras de adiestrar a un perro para que deje de ladrar en exceso. Tu perro obtiene algún tipo de recompensa cuando ladra. De lo contrario, no lo haría. Averigua lo que obtiene de ladrar y elimínalo. No le des a tu perro la oportunidad de continuar el comportamiento de ladrar en exceso.

Ejemplo: tu perro le ladra a los transeúntes

Loading...
  • Si ladra a las personas o los animales que pasan por la ventana de la sala, maneja su comportamiento cerrando las cortinas o poniendo a tu perro en otra habitación.
  • Si ladra a los transeúntes cuando está en el patio, llévalo a la casa. Nunca dejes a tu perro fuera sin supervisión todo el día y la noche.

2.- Ignora el ladrido

Ignora el ladrido de tu perro hasta que se detenga. Eso significa que no le prestes atención cuando está ladrando. Tu atención sólo lo recompensa por ser ruidoso. No le hables, no lo toques, ni lo mires, NO LE GRITES! Cuando finalmente se calmE, incluso para tomar un respiro, recompénsalo con una golosina o premio.

Para tener éxito con este método, debes esperar el tiempo que sea necesario para que deje de ladrar. Si ladra por una hora y finalmente te sientes tan frustrado que gritas con él para que se quede callado, la próxima vez ladrará durante una hora y media. Así aprende que si ladra lo suficiente, le darás atención.

Ejemplo: ladra cuando está confinado

  • Cuando pongas a tu perro en su jaula o en una habitación cerrada, dale la espalda e ignóralo.
  • Una vez que deja de ladrar, da la vuelta, elógialo, y dale un premio.
  • A medida nota que al estar en silencio le das un regalo, alarga la cantidad de tiempo que debe permanecer en silencio antes de ser recompensado.
  • Recuerda comenzar recompensándolo por estar callado por sólo unos segundos. Luego trabaja hasta períodos más largos de tranquilidad.
  • Manténlo divertido variando la cantidad de tiempo. A veces recompensarlo después de 5 segundos, luego 12, luego 3, luego 20 y así sucesivamente.

Descubre Cómo Adiestrar a un Perro Adulto

3.- Desensibiliza a tu perro al estímulo

Poco a poco acostumbra a tu perro a lo que le está haciendo ladrar. Comienza con el estímulo (lo que lo hace ladrar) a distancia. Debe estar lo suficientemente lejos como para que no ladre cuando lo vea. Dale muchas golosinas. Mueve el estímulo un poco más cerca (tal vez tan poco como unas pocas pulgadas o unos pocos pies para empezar) y premia a tu perro. Si el estímulo se mueve fuera de vista, deja de darle a tu perro las golosinas. Quieres que tu perro a aprenda que la aparición del estímulo conduce a cosas buenas. Esta es una de las mejores técnicas para adiestrar a un perro para que deje de ladrar en exceso. Esto elimina la posibilidad de que se repita el comportamiento porque el perro ya no es sensible a la causa.

Ejemplo: ladra a otros perros

  • Ten un amigo con un perro de pie fuera de la vista o lo suficientemente lejos para que tu perro no ladre.
  • A medida que tu amigo y su perro vienen a la vista, comienza a darle a tu perro un montón de golosinas muy deliciosas.
  • Deja de darle de comer tan pronto como tu amigo y su perro desaparezcan de la vista.
  • Repite el proceso varias veces
  • Recuerda no tratar de progresar demasiado rápido. Puede tomar días o semanas antes de que su perro te preste atención y a los convites sin ladrar al otro perro.

4.- Enséñale a tu perro el comando “silencio”

Puede sonar absurdo, pero el primer paso de esta técnica es enseñar a tu perro a ladrar con una orden. Dale a tu perro la orden de “hablar”, espera a que ladre dos o tres veces, y luego acerca una golosina a su nariz. Cuando deje de ladrar para oler la golosina, dásela. Repite hasta que empiece a ladrar tan pronto como digas “habla”.

Una vez que tu perro puede ladrar en comando, enséñale el comando “silencio”. En un ambiente tranquilo sin distracciones, dile que “hable”. Cuando comience a ladrar, dile “silencio” y acerca una golosina a su nariz. Prémialo por estar tranquilo y dale la golosina. Es una buena técnica para adiestrar a un perro para que deje de ladrar en exceso. De esta manera los ladridos están en parte controlados por ti.

Ejemplo: alguien está en la puerta

  • Cuando el timbre suena, tu perro te avisa de la presencia de un “intruso” y lo hace ladrando.
  • Una vez que hayas enseñado a tu perro el comando “silencio” en un ambiente tranquilo, practica en situaciones cada vez más distractivas. Hazlo hasta que tu perro pueda dejar de ladrar cuando se le pida, incluso cuando ese “intruso” llegue a la puerta.

No dejes de ver estas Estrategias para Adiestrar a un Perro

5.- Pídele a tu perro un comportamiento incompatible

Cuando tu perro comience a ladrar, pídele que haga algo incompatible con ladrar. Enséñale a reaccionar a los estímulos con algo que le impida ladrar, como acostarse en su cama.

Ejemplo: alguien en la puerta

  • Mezcla una golosina en su cama y dile que “vaya a su lugar”.
  • Cuando lo haga para ganar su premio, sube la apuesta abriendo la puerta mientras está en su sitio. Si se levanta, cierra la puerta inmediatamente.
  • Repite hasta que permanezca en su lugar mientras la puerta se abre.
  • Luego aumenta la dificultad haciendo que alguien toque el timbre mientras está en su sitio. Recompénsalo si permanece en su lugar.

6. Mantén a tu perro cansado

Asegúrate de que tu perro está recibiendo suficiente ejercicio físico y mental todos los días. Un perro cansado es menos probable que sufra de aburrimiento o frustración. Dependiendo de su raza, edad y salud, tu perro puede requerir varios paseos largos, así como un buen juego de pelota y juguetes interactivos.

Sigue estos consejos y aprende fácil cómo adiestrar a un perro para que deje de ladrar!

Loading...

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.