Cómo Entrenar A Un Perro Mastín Napolitano. Consejos Útiles

El Mastín Napolitano es un perro gigante, pero no asumas que la frase “gigante apacible” se aplica en su caso. Normalmente es bueno con su familia, pero con la gente que no conoce es una historia diferente. Es un gran perro para la persona adecuada, pero ese individuo debe tener experiencia con perros de raza grande y la capacidad de entender el temperamento de este perro. Es por esto que aprender a entrenar a un perro mastín napolitano es imprescindible.

Temperamento del Mastín Napolitano

El mastín napolitano es tranquilo, pero será muy dedicado cuando se trata de proteger su hogar y familia. Debido a su tamaño, no es una buena opción para familias con niños pequeños. Por esto te recomendamos esperar hasta que tus hijos sean mayores y entiendan cómo tratar a un perro antes de llevar a casa un cachorro de mastín. Este perro inteligente prospera en la estabilidad y la rutina.

Comportamiento

Los mastines napolitanos a menudo no son buenos con otros perros. Su gran tamaño significa que pueden infligir lesiones serias a los caninos más pequeños. En cuanto a la gente, estos protegerán a su familia con sus vidas. Pero aquellos fuera del círculo familiar inmediato deben ser cuidadosos de sus movimientos repentinos que podrían ser malinterpretados por el perro.

No es realmente el canino más activo, basta con paseos cortos diarios o un patio bien cercado. Es necesaria una cerca alta y fuerte porque son muy conscientes de su territorio y lo defenderán contra los intrusos imaginarios. Eso podría incluir a alguien caminando a su perro por la calle.

Socialización

Debido a su naturaleza básicamente capciosa, asegúrate de que tu perro sea bien socializado. Se recomienda que tu perro experimente a personas de diferentes razas; Gente que usa sombreros, gafas de sol y varias prendas de vestir; Adultos y niños e incluso “personas que usan perfume”. Él debe aprender que los seres humanos no son una amenaza si diferencian algo en el aspecto.

Entrenamiento del Mastín Napolitano

Si bien es importante para el propietario servir como “líder de la manada” para cualquier perro, es especialmente crucial cuando el canino en cuestión es una gigantesca guardia de raza como el mastín napolitano. Comienza a entrenar a tu perro desde que es cachorro. Además de las habilidades básicas de obediencia, tu mastín debe aprender sumisión.

Esto no se logra con gritos ni castigos, sino con ejercicios simples que indican que eres el jefe. Por ejemplo, siempre entra y sal por la puerta antes de que él lo haga cuando salgan a caminar. Esto debe hacerse ya que los líderes de la manada siempre van primero. Antes de darle de comer, has que se siente y espera unos segundos antes de servirle.

Cómo Entrenar A Un Perro Mastín Napolitano

Una de las cosas más importantes a la hora de entrenar a un perro mastín napolitano es enseñarlo dónde hacer sus necesidades.

Comienza enseñando a tu cachorro buenos hábitos desde el primer día que llega a casa. Recuerda, los buenos hábitos son tan difíciles de romper como los malos hábitos.

El Confinamiento ayudará

El entrenamiento acertado del perro doméstico implica enseñar a tu cachorro a través del confinamiento. Esto evita accidentes y establece buenos hábitos desde el principio. Cuando estés física o mentalmente ausente, confinar a tu cachorro para mantenerlo alejado de las travesuras le ayudará a entender cómo actuar adecuadamente.

Cuanto más confines a tu perro a su espacio durante sus primeras semanas en casa, más libertad disfrutará como adulto durante el resto de su vida. Cuanto más de cerca se adhieren al programa de confinamiento, más pronto tu cachorro estará entrenado sobre dónde hacer sus necesidades.

Entrenar a un perro Mastín Napolitano dónde usar el baño

Disfruta de sesiones cortas de juegos y sesiones de entrenamiento cada hora. Si no puedes prestar la atención completa a tu cachorro cada segundo, déjalo en un espacio cerrado con juguetes disponibles. O, por períodos de no más de una hora a la vez, confina a tu cachorro a una jaula o kennel.

Cada hora, suelta a tu cachorro y rápidamente llévalo al lugar designado para hacer sus necesidades. El área de confinamiento debe incluir una cama cómoda, y un montón de juguetes para masticar.

Es mucho más fácil vigilar al cachorro si se establece en un solo lugar. O puedes mover la jaula para que esté en la misma habitación que tú. O puede que quieras confinar a tu cachorro a una habitación diferente para empezar a prepararlo para las épocas en que estará en casa solo.

Si no te gusta la idea de confinar a tu cachorro a una jaula, puedes atar el paseador a su correa y hacer que el cachorro se quede a tus pies. O puedes sujetar la correa al lado de la cama, cesta o alfombra de tu cachorro.

Durante las primeras semanas, lleva a tu cachorro afuera con la correa. Llévalo al área designada y luego permite que el cachorro haga sus círculos como lo haría normalmente antes de eliminar. Recompensa a tu cachorro cada vez que “va” en el lugar designado. Si tienes un patio cercado, puedes sacarlo más adelante sin la correa y dejarle elegir donde quiere eliminar.

Debes asegurarte de recompensarle de manera especial cada vez que logre hacer sus necesidades en el punto deseado. Ofrece un regalo que tu perro disfrute para hacerle saber que lo está haciendo bien. Puede ser una alabanza verbal, una caricia o una golosina que él realmente le guste.

Cómo entrenar a un perro Mastín Napolitano adulto

La mejor manera de entrenar a un perro Mastín Napolitano adulto es comenzar todo de nuevo. Debes observarlo muy de cerca. Tal vez incluso mantener un diario de dónde va y cuándo. Anota si está haciendo popó cuando estás en casa o sólo cuando estás fuera; y trata de estar en casa a la hora que sabes que suele hacer sus necesidades.

Puedes intentar usar jaulas o kennel como con los cachorros, pero ten cuidado de presentarle gradualmente a ellos. Recuerda, el compromiso, la coherencia y el uso inteligente de refuerzo positivo te hará el dueño de un mastín napolitano perfectamente entrenado. No esperes milagros. Sólo te decepcionarás.

Las técnicas a usar pueden ser las mismas que con un cachorro. Sin embargo debes tener en cuenta que los malos hábitos, si los tiene, harán de este proceso uno un poco más largo. Lo importante es que sepas que entrenar a un perro Mastín Napolitano adulto no es una tarea imposible aunque lo parezca.

Aprender a entrenar a un perro mastín napolitano no es diferente que con otras razas. Pero es importante ser asertivo y comenzar cuando son cachorros. Su gran tamaño hará más difícil corregir un mal hábito cuando sean adultos.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.