El blog de perros

7 Métodos Para Adiestrar A Un Perro. Que Son Muy Populares Y Siempre Funcionan

Cuando se trata de métodos para adiestrar a un perro, hay un dicho muy popular: “Lo único en lo que dos entrenadores de perros pueden estar de acuerdo es que el tercero está mal.” Y todos los refranes y clichés son verdad, NO? Por supuesto que estoy bromeando, pero sin duda hay un gran número de técnicas y métodos para adiestrar a un perro en uso actualmente.

Hay entrenamientos basados en recompensas, entrenamiento científico, acondicionamiento operante, líder de manada, refuerzo positivo, teoría de dominación, el método de Koehler… la lista podría ser muy larga.

Pero si bien existen diferentes estilos de entrenamiento para perros, todos ellos están compuestos de algunos conceptos básicos. Es la aplicación de estos conceptos la que difiere. Este artículo compara los métodos para adiestrar a un perro más populares, explica la terminología y da una visión general de lo que está involucrado.

El método o la combinación de métodos que finalmente elijas utilizar en tu régimen de entrenamiento depende de lo que mejor se ajuste a tu tipo de personalidad. Y sobre todo lo que funciona mejor para tu perro.

Los 7 Más Populares Métodos para Adiestrar a un Perro

1.- Condicionamiento clásico

El ejemplo más famoso del condicionamiento clásico sería el perro de Pavlov. Ivan Pavlov realizó experimentos en los que se emitía una campana cada vez que se echaba polvo de carne en la boca de un perro. El polvo de carne, por supuesto, causaba que el perro salivara.

Inicialmente, el sonido de la campana era un acontecimiento completamente ajeno al perro que salivaba. Pero repitiendo el sonido de la campana antes de que se diera el polvo de carne, el perro se enteró de que la campana significaba que la carne estaba en camino. Eventualmente el sonido de la campana solo fue suficiente para hacer que salivara.

El condicionamiento clásico ocurre diariamente sin que ni siquiera lo intentemos o conozcamos. Cuando tu perro oye el sonido del cuenco de comida, él comienza a salivar. Y cuando ve que tomas su correa, se emociona porque sabe que va a ir afuera para una caminata. Estos no eran comportamientos naturales, fueron aprendidos a través del condicionamiento clásico.

El hecho de que tales conexiones se pueden hacer y que pueden desencadenar comportamientos previsibles puede ser utilizado como una ventaja en el entrenamiento. Sin embargo, no es uno de los métodos para adiestrar a un perro más utilizados en comparación con otras técnicas.

Aprende: Cómo adiestrar a un Cachorro

2.- Condicionamiento operante – el más utilizado de todos los métodos para adiestrar a un perro

El “condicionamiento operante” es uno de los métodos para adiestrar a un perro que está basado en el control del ambiente de modo que un comportamiento da lugar a consecuencias agradables o desagradables.

Si tu perro realiza un cierto comportamiento y algo bueno sucede, es probable que aumente la repetición de ese comportamiento. Sin embargo, si realiza un comportamiento que da como resultado una mala consecuencia, con el tiempo aprenderá a disminuirlo. Al “castigar” las malas conductas podemos disminuirlas, y al “reforzar” las buenas podemos aumentarlas.

Hay 4 componentes (o cuadrantes) para el condicionamiento operante. Antes de listarlos es útil saber que un “castigo” reduce un comportamiento y un “refuerzo” lo aumenta. “Positivo” y “negativo” no son cosas buenas y malas, sólo se refieren a añadir algo o quitar algo, respectivamente:

  • Refuerzo positivo – Aumenta el comportamiento añadiendo algo que el perro ve como agradable. Ejemplo: Dar elogios o un convite si se sienta cuando se le pide.
  • Castigo positivo – Disminuye el comportamiento agregando algo que el perro ve como desagradable. Ejemplo: Tu perro salta y te alejas y lo ignoras.
  • Refuerzo negativo – Aumenta el comportamiento al quitar algo que es desagradable. Ejemplo: Levantar el collar de tu perro hasta que se sienta. Cuando se sienta, soltar el collar. Así que una cosa desagradable se quita cuando se realiza el comportamiento.
  • Castigo negativo – Disminuye el comportamiento al quitar algo que es deseable. Ejemplo: Quieres jugar a buscar, pero tu perro repetidamente salta y trata de arrebatar el juguete. Puedes sostener el juguete de tal manera que él sabe que no lo conseguirá hasta que pare y se relaje. Él aprenderá que sólo jugará a buscar cuando está tranquilo y pacientemente esperando.

Este método es muy eficaz y se ha utilizado para entrenar perros, delfines, loros, ratas y más durante muchas décadas.

3.- Entrenamiento tradicional del perro

El término “entrenamiento tradicional” se utiliza para describir métodos anteriores a los modernos. Métodos basados en la ciencia que casi todos usan hoy después de un aumento dramático en nuestro conocimiento de cómo los perros piensan y aprenden.

El entrenamiento tradicional del perro hace uso del castigo y de coaccionar físicamente (forzar) a un perro a los comportamientos deseados. La mayor parte de la teoría viene de la teoría de la dominación y de la teoría de la manada, que se han demostrado incorrectos por la ciencia moderna.

El método tradicional le permite a un perro cometer errores y luego se le da el castigo para disminuir el comportamiento en el futuro.

La teoría dice que los perros se comportan mal porque están tratando de asumir una posición de rango dominante. Y el entrenador pasa el tiempo afirmando al perro que el entrenador es el más dominante (alfa) y debe ser obedecido.

Los entrenadores tradicionales utilizan correcciones tales como un alón en la correa, pellizcos y toques cuando se observa un mal comportamiento. Aunque la mayoría combinan esto con alabanza (e incluso recompensas) para el refuerzo cuando se da el comportamiento correcto.

El método Koehler es uno de los modelos conocidos y populares del entrenamiento tradicional tradicional. Y César Millán con sus teorías de dominación encaja mejor en este campo.

4.- Formación basada en la ciencia

Hoy en día hay bastante de que hablar en torno al ‘entrenamiento científico en perros‘, pero es difícil de aclarar en una definición única debido a su amplitud y teorías cambiantes.

El entrenamiento basado en la ciencia se desarrolla constantemente a partir de los resultados de los experimentos conductistas en animales para tratar de entender verdaderamente a los perros. Y aquí es donde la formación basada en la ciencia se distingue de los métodos de formación tradicionales.

Un entrenador basado en la ciencia tendrá una comprensión de los métodos tradicionales, la teoría de la dominación y la teoría del jefe de manada. Pero saben que estas teorías han sido desmentidas y probadas falsas. Y que la coerción y el castigo físico son innecesarios además de que esos métodos pueden conducir al perro a tener personalidades suprimidas y sólo “obedecer por temor”.

Los entrenadores basados en la ciencia tratan de entrenar a los perros de la manera más humana posible. Teniendo en cuenta las necesidades psicológicas de los perros y las formas naturales de aprendizaje. Ellos tratan de trabajar con el perro y no sólo tratar de gobernar con un puño de hierro.

A medida que se emprenden nuevos estudios, salen a la luz nuevas pruebas y nacen nuevas teorías, lo que provoca la expulsión de métodos antiguos y la adopción de nuevos.

La mayoría de los centros de formación basados en la ciencia se centran en el condicionamiento operante, pero muchos más factores se tienen en cuenta. Por ejemplo, antes de intentar cambiar un comportamiento, todo lo que lo rodea y lo conduce es primero estudiado y comprendido.

5.- Entrenamiento de refuerzo positivo

Aunque el refuerzo positivo es una parte del condicionamiento operante, cuando se usa para describir un único método de entrenamiento se refiere a un entrenador que utiliza exclusivamente el refuerzo positivo y lo convierte en el método absoluto de su técnica. Los buenos comportamientos son recompensados, pero los comportamientos malos o no deseados simplemente se ignoran.

Este método puede funcionar, pero no suele ser muy eficaz porque al perro nunca se le dice que un comportamiento es incorrecto. Por ejemplo: Si tu perro persigue a una ardilla y tú simplemente lo ignoras, no le dices que este comportamiento es incorrecto, él es recompensado porque perseguir a las ardillas es divertido. Encontró su propia recompensa y casi seguramente querrá hacerlo de nuevo. El mal comportamiento ha sido reforzado.

Por esta razón, el uso de refuerzo positivo por sí solo no es una gran estrategia. Generalmente se acepta que alguna forma de castigo debe ser usada conjuntamente.

Te mostramos: Cómo Entrenar a un Perro a Hacer sus Necesidades

6.- Entrenamiento de Refuerzo Negativo

La palabra “negativo” aquí no significa malo y ciertamente no significa ser abusivo con tu perro. Recuerda que “negativo” significa quitar algo, y “refuerzo” significa intentar aumentar un comportamiento. Por lo tanto, el refuerzo negativo quita algo indeseable para aumentar un comportamiento.

El refuerzo negativo es difícil de describir, ya que la mayoría de las veces también puede considerarse un castigo positivo. Por ejemplo: Al caminar con tu perro y usar un cabestro, si él intenta caminar a la derecha y tú suavemente tiras para corregirlo a la izquierda:

  • Castigo positivo: Aplicaste un tirón para evitar que fuera hacia la izquierda. Por lo tanto, agregaste un castigo para evitar un comportamiento.
  • Refuerzo negativo: A tu perro no le gusta la sensación del tirón en su cabeza, por lo tanto para aliviarlo, él vuelve a la línea. El mal estímulo de una tensión en su cuello fue removido y el comportamiento de caminar en línea contigo se refuerza.

7.- Entrenamiento con Clicker

El Entrenamiento con Clicker es muy eficaz y muy popular entre los métodos para adiestrar a un perro. Es donde un clicker se utiliza como marcador.

Utiliza un pequeño dispositivo de mano para crear un sonido que se utiliza para “marcar” el punto en el que tu perro completa un comportamiento deseable. Es más fácil marcar con mayor precisión dónde termina un comportamiento deseado con un click que con la voz. Por lo tanto, la comunicación entre tu perro y tú es mucho mejor, lo que conduce a un entrenamiento más eficaz.

Entonces, ¿cómo funciona? En primer lugar hay un poco de condicionamiento clásico. en el que marcas un buen comportamiento con un click y luego le das al perro una recompensa. Después de muchas repeticiones, tu perro asocia el click con una recompensa. Y el click en sí mismo pronto se convierte en recompensa suficiente para que las golosinas se puedan eliminar.

Entonces se utiliza el clicker para refuerzo positivo, haciendo click cada vez que se realiza un comportamiento deseado. De esta manera puedes enseñar órdenes de obediencia rápidamente de una manera divertida y fácil.

Tambien deberias leer: Beneficios de Entrenar a un Perro

Sin importar cuál de los métodos para adiestrar a un perro utilices, recuerda que la obediencia es parte importante de que tu mascota tenga una vida sana y completa. No debes asustarte cuando se menciona la palabra “castigo”. Muchas personas no entrenan a sus perros porque creen que van a sufrir. Como puedes ver en estos métodos, nada está más lejos de la verdad. Anímate a entrenar a tu mascota y disfruta de los beneficios!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.