El blog de perros

Como Reconocer la Diabetes en Perros, Síntomas, Tratamiento y Dieta.

La diabetes en perros, la conocida diabetes mellitus, la cual algunos la llaman a veces diabetes de azúcar, glucosa alta entre otros, es una enfermedad  muy común en los perros. Los perros de las razas como los Golden Retriever, los Schnauzer miniatura, los Keeshond, los pastores alemanes y hasta los caniches tienen una incidencia mucho más alta, pero todas las razas se pueden ver seriamente afectadas.

Las hembras que poseen esta enfermedad llegan a superar a los machos en una gran proporción de tres a uno. La edad promedio para el inicio de esta enfermedad genética es de 6 a 9 años. La diabetes es el resultado de la mala producción o una producción inadecuada de insulina, por las células de los islotes que vienen de el páncreas.

Diabetes en Perros

Aprende sobre otra enfermedades a la cuales pueden ser predispuesto nuestro perro Pancreatitis en Perros, ¿Qué es?, Detección, Signos, Cura y Pronostico.

Puede haber una predisposición de tipo genética para que esto puede ocurrir en algunos perros. La destrucción de estas células, la de los islotes también se da en algunos casos como la  pancreatitis. La insulina permite así que la glucosa  logre pasar al interior de las células, donde esta es metabolizada para  poder producir energía para el organismo. La deficiencia de la insulina resulta en hiperglicemia , que es alto nivel de el azúcar presente en sangre también como  glucosuria, que es azúcar presente en la orina.

Síntomas de la diabetes en perros.

La glucosa que esta presente en la orina, hace que el animal que es diabético, expulse grandes cantidades o volúmenes de orina. Que a su vez, produce deshidratación y la gran necesidad de beber exageradas cantidades de agua.

En un inicio, los perros que no logran metabolizar la suficiente azúcar tienen un incremento en el apetito, viven con hambre constante y por ende el  deseo de comer más y mas. Aunque después, debido a los efectos de la malanutrición, el apetito baja y disminuye por ende.

  como-saber-si-un-perro-tiene-diabetes-sintomas

En resumen, los síntomas de la diabetes en perros son, orinar frecuentemente, beber mucha liquido, agua, demostrar un gran apetito y pérdida de peso de forma inexplicable. En las pruebas de laboratorio que se deben realizar, se pueden encontrar altos los niveles de glucosa en la sangre muy elevados y azúcar o glucosa en la orina.

En casos que están mas avanzados puede existir letargo, la pérdida de apetito, los vómitos constantes, la deshidratacion, mucha debilidad y hasta el coma diabetico. Las cataratas también se hacen comunes en los perros que son diabéticos. Por última instancia, la diabetes es una enfermedad que afecta generalmente a todos los órganos.

Los perros que son diabéticos presentaran agrandamiento de el hígado, serán susceptibles a todo tipo de infecciones, y a menudo  podrán desarrollar problemas neurológicos si no son tratados como se debe.

Tratamiento de la diabetes en perros.

El control dietético y las inyecciones diarias obligadas de insulina, pueden ayudar a regular a la gran mayoría de los perros que son diabéticos, lo que les permite entonces llevar una vida saludable y activa. Los agentes hipoglucémicos de tipo oral también son utilizados para tratar la diabetes, y aunque han sido utilizados en personas no han sido para nada eficaces en los perros, pero la investigación en esta área sigue abierta. Los avances se esperan.

Mascotas con diabetes

Los requerimientos de uso de la insulina no pueden decirse basándose solamente en el peso de el perro, debido a que el grado que se puede tener de insuficiencia pancreática es distinto en cada perro. La dosis diaria de insulina a aplicar, se debe establecer de forma individual para cada caso. En los perros que son diabéticos y están recién diagnosticados, la terapia con insulina se inicia desde la casa.

Después de la primera semana de  el tratamiento, el perro debe ser  llevado de nuevo a la clínica, y se obtendrá una curva de tolerancia, que no es mas que un examen que mide el nivel constante de la glucosa en la sangre, es una serie de pruebas de azúcar en la sangre extraída durante más de 12/24 horas, para así ver y medir como están los niveles máximos y los niveles mínimos de la glucosa en la sangre. Después de esta prueba, ya se podrá colocar la dosis y con que frecuencia deben ser las  inyecciones.

Otras dolencias importantes de conocer para preservar a nuestros perros La Giardia en Perros, ¿Què es? Contagio, Síntomas, y Tratamiento.

Perros con diabetes

El veterinario debe explicarte muy bien, cómo preparar e inyectarle la insulina al perro. La insulina es una hormona que debe estar refrigerada, manejando una cadena de frió. De esta manera debe explicar como medico, como mantenerla y cuidarla para que no se dañe.

También te puede pedir que hagas y controles los niveles de glucosa por la orina, mediante la recopilación de muestras de orina y el uso de una tira  reactiva, de prueba que es un pequeño pedazo de papel que  se introduce en la orina, y mediante el uso de colores indica los niveles de glucosa en la misma.

Igualmente existe un aparato llamado glucometro, que sirve para medir la glicemia, mediante el uso de una pinchada provocando el sangrado, el cual se coloca en las tiras reactivas, para medir así la glicemia o glucosa en sangre, si esta alta debemos recurrir a la inyección de insulina, la cual se dictamina de acuerdo a los exámenes que se le hagan al can. Dado que existen diferentes clases de la misma.

Dieta recomendada para la diabetes en perros.

La obesidad reduce la potencia y la capacidad de respuesta de el tejido humano a la insulina y hace que la diabetes sea difícilmente controlable. Como consecuencia, un perro que sufra de diabétes y tenga sobrepeso debe ser sometido rapidamente a una dieta alta en fibra y alta en proteinas hasta que se logre que alcance un peso ideal.

Ejemplos para este tipo de dietas son las dietas de prescripción como la de Hill r  o la de Purina OM, y en forma y acabado en seco. Debemos evitar los alimentos que sean húmedos y  blandos, y las golosinas sobre todo, que son altas en azúcares.

La hiperglucemia, es menos probable que pase si se alimenta al perro con comida de características secas o enlatados, que posean altas concentraciones de fibra y carbohidratos complejos, así como proteinas. Estos componentes son los llamados de absorción lenta y ayudan a  que se minimicen las fluctuaciones de el azúcar en la sangre después de el comer.

Diabetes en cahorros

Las necesidades calóricas diarias  requeridas son determinadas por el peso de el perro así como las actividades que el animal haga durante el día. Una vez determinadas esas necesidades, la cantidad de alimento se establece dividiendo el requerimiento calórico de el día a día por la cantidad de calorías que puede proporcionar un recipiente de comida o una lata de alimento. Es importante mantener constante el número de calorías todos los días, puesto que la cantidad de insulina necesaria se calcula sobre esta base.

Es igualmente muy importante mantener un estricto horario en las inyecciones de insulina. Para evitar la hiperglucemia severa, o una baja de azúcar después de el comer, no se debe proporcionar todas las calorías de el día en una sola ingesta. Hay que dividir la ración diaria entre partes iguales y dar de comer entre dos o tres veces al día, o según las indicaciones de el veterinario.

Como recomendación a los perros que son diabéticos, se debe saber que les va mejor con un horario establecido, que sea reglamentado en cuanto a su alimentación y sus inyecciones de insulina que se deben aplicar, que sean suministradas a las mismas horas , es una sugerencia general todos los días.

Idealmente, el perro debería tener un mismo nivel de actividad y ejercicio. Un perro delgado que ha perdido peso debería ser alimentado con una dieta baja en fibra, dado que las dietas que son bajas en fibra contienen mayor densidad calórica, hasta que se logre la recuperación de el peso adecuado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.